sábado, 15 de agosto de 2015

Noches de cine asiático. Princesa Han Gong Ju de Lee Sujin

Me he ido un poco por las ramas, sí, no tiene nada que ver con la literatura, pero el otro día vi esta película coreana que me dejó un poco con el corazón encogido y quería compartirlo en el blog. La cinta, no es muy lejana en el tiempo, es de 2013 y está basada en hechos reales. La sinopsis que recojo de filmaffinity dice que Han Gong-ju (Chun Woo-hee) es una joven estudiante obligada a abandonar su escuela tras un misterioso incidente del que todo el mundo la señala como culpable. Con sus padres ilocalizables, es llevada a un pequeño pueblo donde se queda a vivir con la madre de uno de sus profesores. Poco a poco irá acostumbrándose a su nueva vida y haciendo nuevos amigos, entre ellos Eun-hee, una divertida compañera de clase que la empujará a unirse a su grupo de música. Pero el pasado que Han Gong-ju ha dejado atrás pronto volverá para atormentarla.

Con esta sinopsis ya vemos que no estamos ante una comedia, es un dramón en toda regla, pero merece la pena verla porque vemos reflejada una sociedad machista en la que ser víctima te hace culpable. Al principio no empatizamos con la protagonista porque la vemos muy distante con la gente, bastante borde en algunas ocasiones con gente que no lo merece, pero nos van desvelando pinceladas de su pasado, en la que poco a poco sentimos la misma pena que Han Gong-ju.

El cine coreano, como el asiático en general es bastante lento a vistas de un occidental. Lo que no nos paramos a pensar es que es precisamente en eso donde radica la belleza de lo asiático, que no sabemos apreciar realmente como ellos, me incluyo y a veces me culpo. Es un aspecto bastante positivo que sea así de lento, pero lo que no me gusta es que no se profundice más. Vale, es otra de las peculiaridades de la mentalidad asiática. Pero me esperaba más de los coreanos, los considerados "latinos de Asia", su carácter más abierto y extrovertido los hace más cercanos en general. Y a esta película le ha faltado profundidad en el sentido de denuncia contra este hecho que sufre la protagonista del que no voy a hablar, me limitaré a dejarlo en el aire para que os anime a ver la película. Es en los personajes que aparecían con la chica, como por ejemplo en el profesor y la madre de éste, que le ayudan, donde se podría haber hincado el diente.

Hacía tiempo que no me ponía a ver una película asiática y con esta creo que me he quedado satisfecha por un buen tiempo. Antes me hinchaba a ver más, pero ahora estoy más inclinada al anime y al manga, del que espero hablar pronto porque tengo bastantes series en marcha.

Saludos & besos

1 comentario :